Fauna,  Impacto Ambiental,  Mega Minería,  Naturaleza

SEA puso fin a la evaluación de Proyecto Rubí: Por segunda vez presencia de gato andino frena proyecto extractivista

El 13 de octubre el SEA Metropolitano puso término anticipado al proceso de calificación ambiental del proyecto Rubí debido a la falta de información “relevante y esencial “ en el Estudio de Impacto Ambiental presentado por el titular. Una de las razones fue el submuestreo de las especies impactadas, entre ellas el gato andino, felino en peligro de extinción del que se tiene registros ciudadanos en el área de impacto de Rubí.

Por Ignacio Pascual Varas

Luego de dos meses de tramitación del proyecto “Planta Paneles de Yeso y Ampliación Cantera Rubí”, de la trasnacional alemana Knauf, el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) Metropolitano puso fin al proceso de calificación porque “carece de información esencial, por lo que no es posible evaluar […] y la falta de dicha información esencial, además, no es susceptible de ser subsanada mediante aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones”, fue lo determinado por la autoridad.

Entre las razones esgrimidas por los distintos servicios del Estado, como informó Revista Cajón del Maipo, está la falta de información sobre las afectaciones a especies endémicas como soldadito cordillerano, con medidas de compensación insuficientes; la no incorporación de caminos como área de influencia del impacto; y el subreporte de especies animales y vegetales en la línea de base presentada por el estudio, así como errores de identificación.

Registro Gato Andino zona de impacto Mina rubí.
Gentileza Arón Romero

Entre las especies afectadas por el proyecto y que no fueron consideradas por el titular se encuentra el gato andino ( Leopardus jacobita), respecto de la que se indicó en la resolución que “el Titular no utilizó metodologías de trampas Sherman y Cámaras trampa, sin entregar mayor detalle o justificación aparente. Lo anterior, en atención que algunas especies crípticas o de actividad nocturna pudieran no haber sido considerada o registradas en el área del proyecto, entre ellas Puma concolor (puma) u otras especies de felinos andinos como Leopardus jacobita (gato andino) de la cual existen registros en el sector de Farellones”.

El gato andino es un felino extremadamente amenazado, actualmente en peligro de extinción, que en los últimos años ha sido registrado cada vez más al sur del altiplano, el que se pensaba era su hábitat predilecto. En 2014 fue visto en Farellones, en 2018 hubo registros por pirmera vez en Cascada de las Ánimas, luego en marzo de 2020 fue visto en el Valle de Las Arenas y el 22 de septiembre de 2022 fueron vistos cuatro gatos andinos juntos, dos adultos y dos crías, en el camino Al Alfalfal, unos seis kilómetros pasado el portón de AES Gener, cercano al plutón La Gloria, mismo camino por el que trasitarían los camiones de Rubí.

Para Bernardo Segura, integrante de Alianza Gato Andino (AGA) -red multinacional de expertos dedicada al estudio y conservación de esta especie- y quien atendió el avistamiento ciudadano de septiembre de 2022 yendo junto a los autores del registro a instalar cámaras trampa para monitorear la zona del inusual hallazgo; las consultoras no hacen los esfuerzos necesarios para registrar al escurridizo felino.

“Las evaluaciones ambientales de muchos proyectos hacen esfuerzos muy bajos para registrar al gato andino, por eso nunca lo registran. Revisé la Línea de base de Rubí y en realidad dejaron las cámaras puestas unos días no más, no es un esfuerzo suficiente, para registrarlos hay que dejarlas al menos unos tres meses”, explica Segura, que en 2021 obtuvo registro de gatos andinos mediante cámaras trampa en la Sierra de Ramón en la región Metropolitana.

Esta sería la segunda vez que la presencia del gato andino se vuelve un argumento de peso al momento de evaluar un proyecto minero o de rectificar decisiones de evaluación en la justicia ambiental.

Foto: Gato Andino. Antonio Núñez Lemos

En marzo de este año el Segundo Tribunal Ambiental suspendió la Resolución de Calificación Ambiental favorable que obtuvo el proyecto “Sondajes Mineros de prefactibilidad las Tejas”, que la Compañía Minera Vizcachitas Holding desarrollaba en Putaendo, Región de Valparaíso. Esto, ya que entre los antecedentes presentados por uno de los reclamantes, la distribución del gato andino se habría extendido hasta la región de Valparaíso.

“Que, por último, sobre la proporcionalidad de la medida cautelar solicitada de suspensión de efectos de la RCA N° 14/2021, este Tribunal estima que atendiendo a la clasificación según el estado de conservación en que se encuentra la especie Leopardus jacobita (En Peligro de extinción), su avistamiento en la zona, así como la presencia de vizcacheras en las proximidades del proyecto autorizado por la referida RCA, es que la suspensión permite el resguardo de los intereses jurídicamente tutelados en esta acción de reclamación”, se pronunció en ese entonces el Tribunal respecto de Vizcachitas.

Para el caso de Rubí, según la misma resolución del SEA, Knauf puede interponer recurso de reposición contra la resolución dentro del plazo de cinco días hábiles desde que fue notificado.

Avistamiento Gato Andino zona afectación Mina Rubí. Foto gentileza Arón Romero
Facebook Comments