Comunidad,  Naturaleza,  Turismo

Geoparque Mundial Cajón del Maipo: una alternativa sostenible de desarrollo para la comuna

Desde 2017 un grupo de cajoninos, aliados con el Municipio y distintas instituciones públicas y privadas, trabajan para posicionar en la comuna de San José de Maipo el patrimonio geológico, cultural y natural como motor económico y social de desarrollo. De esta manera, dicen convencidos, mejorarán la calidad de vida de sus habitantes y su relación con el territorio ¿Cómo? a través del Geoparque Mundial Cajón del Maipo

Por Ignacio Pascual V.

El concepto geoparque quizás suena algo nuevo, así como geodiversidad, geopatrimonio, geositio o geoconservación. Sin embargo, caminamos sobre las rocas conquistando cumbres, admiramos los paisajes terrestres y también sufrimos sus explosiones y sacudidas. Sobre ella y con ella creamos memorias, ideas y proyectos. La tierra es hoy nuestro hábitat luego de millones de años de evolución y transformaciones.

Fue en 2015 cuando los Estados miembros de la Organización de la Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura (Unesco) crearon un nuevo tipo de sitio, – como lo son, por ejemplo, las Reservas de la Biosfera- y ratificaron la figura de los Geoparques Mundiales Unesco.

Día del Geoturismo: Equipo de Proyecto Geoparque Mundial Cajón del Maipo y participantes de la comunidad celebrando el día Latinoamericano del Geoturismo, 31 de marzo, promovido por la Red Latinoamericana y del Caribe de Geoparques Unesco.

Es decir, “áreas geográficas únicas y unificadas en las que los sitios y paisajes de importancia geológica internacional se gestionan con un concepto holístico de protección, educación y desarrollo sostenible”, según la descripción del organismo internacional.

Así, un Geoparque Mundial de la Unesco es un territorio que por su valor científico, cultural, educativo y ambiental tiene un mensaje que entregar al mundo. Es un lugar en el que se reconoce un trabajo territorial comunitario con un fuerte compromiso con la educación para la sostenibilidad y la conservación. Elementos reconocidos por la Unesco al otorgar su certificación.

Y ese ha sido el objetivo de la Fundación Desarrollo Sostenible Cajón del Maipo (Fundeso) junto al Municipio desde que en 2017 un grupo de jóvenes cajoninos vislumbró este horizonte para la comuna, a través del proyecto Geoparque Mundial Cajón del Maipo, para que la comuna de San José de Maipo sea reconocida por la Unesco como el segundo Geoparque Mundial del país.

Remoción en masa Las Amarillas: El geositio remoción en masa Las Amarillas es una quebrada que se ubica en el sector de Baños Morales y apesar de ser un icónico sitio en el Cajón del Maipo, pocas personas saben sobre su origen y el porqué del constante flujo de material.

Con el paso de los años al proyecto se sumaron la Cámara de Turismo del Cajón del Maipo, Fundación Caserta y la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM), quienes hasta el día de hoy integran el comité de gestión del proyecto.

En este sentido, se trata sobre todo de generar una gestión local sostenible del territorio que nace de la misma comunidad. “El geoparque nos ayuda a la construcción de una visión común de nuestro territorio y de una forma de vivir en el Cajón del Maipo. Si bien buscan proteger, conocer y valorar el patrimonio, los Geoparques Unesco tienen un objetivo muy claro de encontrar el éxito económico de las comunidades que lo habitan”, explica Anthony Prior, fundador y coordinador territorial del proyecto Geoparque Cajón del Maipo.

La Capital Geológica de Chile

Con el objetivo de promover la creación del geoparque Mundial, y en el contexto de la celebración de los 226 años de la fundación de la comuna, en 2018 San José de Maipo fue declarada la Capital geológica de Chile y Geoparque Mundial Aspirante mediante decreto municipal (Decreto Exento N°386).

Columnas basálticas: El geositio Columnas Basálticas, también llamado por los arrieros como “Pan de Azúcar”, presenta estructuras prismáticas poco usuales de basalto, roca utilizada por grupos cazadores recolectores para la confección de sus herramientas como lascas y destazadores.

En la actualidad el proyecto de constitución del Geoparque Cajón del Maipo se encuentra en desarrollo. Uno de sus más significativos avances fue la creación del inventario de los geositios entre 2018 y 2019, estudio que se tradujo en la publicación de Geodiversidad, patrimonio geológico y geositios del Cajón del Maipo, libro que detalla las 40 conformaciones geológicas -geositios- presentes en la comuna y que, además, son parte del inventario nacional de geositios del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomín) y la Sociedad Geológica de Chile.

El Cajón tiene de todo un poco: depósitos minerales, registros paleontológicos, antiguas minas, volcanes, glaciares y remociones de masa, entre otros geositios identificados por el estudio. “Pocos geoparques tienen una variedad tan grande y aquí existen cinco geositios de relevancia científica internacional. Ya con uno se puede postular a la Unesco”, contextualiza el geólogo Camilo Vergara, coordinador científico del proyecto Geoparque Cajón del Maipo.

Volcán Maipo

Al respecto, algunos de los geositios son los volcanes Tupungatito, San José y Maipo, este último es el más relevante científicamente porque “se asocia a una supererupción que cubrió toda la zona central de lo que hoy es Chile”, especifica Vergara. Ese evento, situado entre 450- 130 mil años atrás, por distintos estudios, generó la erupción de la Caldera Diamantes, “probablemente una de las más grandes de la historia de la evolución de la Tierra en el último millón de años y ocurrió en el Cajón del Maipo”, agrega Vergara.

Por otro lado, la zona alta del Cajón del Maipo cuenta con más de 850 glaciares y uno de ellos el Echaurren, es el glaciar más monitoreado del hemisferio sur, debido a los más de 45 años de estudios ininterrumpidos de esta masa de hielo y roca, lo que lo convierte en un glaciar de referencia a nivel mundial.

Junto a esto, la presencia de fósiles marinos de hace 140 millones de años – descritos por Charles Darwin en su visita en 1835 al Cajón del Maipo-, cascadas, termas, terrazas fluviales y lagunas, entre otros geositios; son “huellas” de la evolución. “La historia geológica de la cordillera de Los Andes está registrada en este territorio que posee una geodiversidad inusual a nivel mundial”, destaca Vergara y agrega con entusiasmo que “¡realmente es un laboratorio natural para las ciencias de la tierra!”

Laguna Negra: El geositio Laguna Negra corresponde a esta icónica laguna de origen glacial, la reserva de agua más grande de la Región Metropolitana. En 2011 fue visitada por científicos de la NASA para probar tecnologías que luego enviarían a explorar la luna más grande de Saturno, “Titán”.

El desafío para el proyecto -y propósito de los Geoparques Unesco- es que ese valor científico se traduzca en un capital cultural y económico para la comunidad del Cajón. Al respecto Prior destaca que “la recepción de la comunidad del proyecto geoparque ha sido muy positiva, varias veces en el día a día recibo comentarios y consultas sobre el proyecto. Vemos un interés creciente”.

Sembrando el interés y apropiación del proyecto

En 2019, el proyecto Geoparque Cajón del Maipo fue notificado de forma oficial a la Unesco por parte del Estado – a través de la Comisión Nacional de Cooperación con la Unesco del Ministerio de Educación- como un proyecto próximo a postular a la certificación de Geoparque Mundial.

El paso siguiente es el envío del expediente de postulación, un detallado informe sobre el proyecto, para continuar el camino a la certificación. Y junto con esto, la creación de un plan de acción y gestión territorial del futuro geoparque que debe ser construido de forma participativa con la comunidad y las distintas instituciones.

Alcalde: Equipo del proyecto Geoparque Cajón del Maipo junto al alcalde de San José de Maipo, Roberto Pérez Catalán, y parte del equipo de las direcciones de Turismo, Medioambiente y Cultura que apoyan esta iniciativa.

Para esto, lo principal es que la comunidad misma abrace el proyecto, se interese por este y participe de forma activa en su gestión futura. En ese sentido, en 2020 el proyecto Geoparque y las organizaciones que lo respaldan, desarrollaron el curso online Introducción al Geoturismo y al Patrimonio del Geoparque Cajón del Maipo, instancia formativa gratuita que contó con más de 600 postulaciones.

Tras el cierre de las inscripciones, el curso se impartió a 200 personas de las cuales 180 eran de la comuna de San José de Maipo, quienes durante tres meses se formaron junto a una quincena de expertos en el área, incluyendo a parte del equipo del Geoparque Mundial Unesco Kutralkura, ubicado en la región de la Araucanía, el primero del país, reconocido como tal en abril de 2019.

“La respuesta de la gente fue brutal, nos dimos cuenta que esto genera mucho interés. Luego del curso muchas personas incluyeron el concepto de geoturismo y geositio en sus actividades profesionales y laborales”, trasciende Vergara sobre lo que fue aquella experiencia y que esperan desarrollar de nuevo, esta vez presencialmente.

“Sería un sueño que en Cajón del Maipo naciera un vulcanólogo o una glacióloga que vayan al estudio de su territorio y que los guías turísticos sean los más secos en flora, fauna y geología. Hay aquí muchas oportunidades”, comenta Vergara en entrevista con Revista Cajón del Maipo.

En otra ocasión, el equipo del proyecto Geoparque realizó una exposición sobre el geopatrimonio de la comuna en la escuela de El Melocotón “y fue impresionante como las niñas y niños inmediatamente comenzaron a interactuar con los materiales que llevamos y empezaron a entender las distancias que había entre sus casas con los volcanes. Ese aprendizaje y experiencia permite que toda la comunidad conozca y proteja mucho mejor el entorno en que vivimos”, remarca Prior.

En esa línea y a la luz del interés que ha despertado en la comunidad el proyecto de Geoparque, Vergara plantea que “nuestras escuelas podrían convertirse en referentes a nivel nacional en temáticas científicas. Hay una oportunidad brutal y los colegios deberían tener salidas pedagógicas a cada rato, deberíamos tener clubes científicos y un museo de historia natural del Cajón del Maipo”, comenta algunos de los impactos positivos en materia de educación que podría tener el futuro Geoparque.

Geoparque para la transformación territorial

La certificación como Geoparque Mundial Unesco se otorga por cuatro años y se va revalidando en función del cumplimiento de objetivos del geoparque, los que se guían por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para la erradicación de la pobreza, protección del planeta y asegurar la prosperidad para todos, como parte de la agenda de desarrollo sostenible 2030.

Integrantes del Proyecto Geoparque hacen entrega al gobernador, Claudio Orrego, del libro que reúne las características e importancia de la geodiversidad que posee San José de Maipo.

De esta manera, los geoparques son una de las herramientas de gestión de territorio más concretas para incorporar los ODS a nivel local. “El geoparque es la manera que tenemos de organizar nuestro territorio con una perspectiva de desarrollo sostenible involucrando al mundo científico, al ciudadano común, al turista, al estudiante, al empresario, al gobierno local, a todos”, destaca Diego Irazábal, miembro fundador en Uruguay del Geoparque Mundial Unesco Grutas del Palacio y de la Red de Geoparques de América Latina y el Caribe.

Irazábal comenta que el Departamento de Flores, donde se ubica Grutas del Palacio, se transformó desde que en 2013 se constituyó el geoparque. Antes eran uno de los 19 departamentos de Uruguay y hoy se perfilan como “la capital del turismo educativo de Uruguay». Lograron articular un producto turístico conciso y bien definido, pero también “nos dio un sentido de pertenencia y de identidad de la comunidad que antes no existía”, recalca Irazábal.

Volcán San José y glaciar nieves negras: “Para visitar este geositio, se debe realizar como mínimo una caminata de 11 km (ida y vuelta) de extensión. Esta caminata comienza desde el geositio Termas de Colina que es alcanzable en todo tipo de vehículo”, es parte de la descripción del geositio en el documento elaborado por el Proyecto Geoparque Cajón del Maipo.

Por otro lado, en Portugal se encuentra el Geoparque Mundial Arouca, reconocido en 2009 por la Red Europea y la Red Mundial de Geoparques. Con los años este territorio ha trabajado la puesta en valor del geopatrimonio, lo que se ha traducido en impactos sociales y económicos en la comunidad.

Vergara, quién se encuentra realizando un magister en geoconservación en Portugal, comenta que durante una visita a Arouca “el director nos dijo que el geoparque recibe del Gobierno aproximadamente un millón de euros al año y por otro lado el geoparque genera cuatro millones en el territorio a través de visitas, alojamiento, restaurantes, operación turística y actividades relacionadas al geoturismo”, comenta el geólogo, a modo de ejemplo sobre el impacto económico de un geoparque.

En este sentido, un Geoparque Mundial Unesco es un gran vaso comunicante para unir todos los patrimonios, tangibles e intangibles, de un territorio. Pero también para mejorar la calidad de vida de las comunidades que lo habitan. En palabras de Irazábal, “el geoparque te viene a dar una nueva narrativa que es entendible, visible y palpable para quién visita el territorio. A un geoparque entran turistas y salen conservacionistas, hay un proceso de transformación de la gente y del territorio”, argumenta quién también es integrante del Comité Nacional de Geoparques del Uruguay y que visitó el Cajón del Maipo en 2018 en el contexto del inicio del Proyecto Geoparque Mundial Cajón del Maipo.

Mina el Membrillo: Perteneciente al geositio “Distrito Minero el Volcán”, que lo integran el poblado El Volcán y los diferentes piques minero que lo rodean. El Membrillo es una mina de la que extraía cobre.

En la actualidad, Fundeso junto al Municipio y las otras instituciones parte del proyecto siguen difundiendo su quehacer, al tiempo que están buscando las alianzas con distintas instituciones del Estado para financiar la ejecución y puesta en marcha de los consiguientes pasos para lograr el reconocimiento de la Unesco, como son campañas de difusión, educación, capacitación, creación del plan de acción y otros requerimientos para materializar un proyecto que, con entusiasmo y certeza, dicen generará diversos beneficios para la comuna.

Prior explica que, a pesar de que la declaración de la comuna como geoparque no genera una protección legal sobre el territorio, debido a que no es una figura reconocida por la legislación chilena, sí va a “generar un manto de protección sobre el territorio que nos va a ayudar a proteger mucho mejor todos los tipos de patrimonio que hoy se encuentran muchas veces totalmente desprotegidos”, al insertarlos en una narrativa y trabajo comunal holístico con los distintos actores locales involucrados.

Por su parte, Vergara llama a la acción coordinada en el territorio porque “no podemos seguir siendo espectadores, nosotros como comunidad tenemos que empoderarnos y bajo esta visión conjunta de desarrollo sostenible a escala humana construir un futuro mejor”.

Estratos marinos de Lo Valdés, es un geositio compuesto por rocas que afloran de forma casi vertical y en las que hay presencia de fósiles marinos como conchillas, moluscos y ammonites.

Así, desde Fundeso pretenden que el trabajo mancomunado de la población de San José de Maipo en el corto y mediano plazo les permitan como comuna sumarse a una red que a nivel internacional ya cuenta con 177 geoparques en 46 países, enfocados en crear territorios sostenibles y en constante perfeccionamiento para mejorar la calidad de vida de sus comunidades.

*Fotografías gentileza del Proyecto Geoparque Cajón del Maipo.

Facebook Comments