Ecología,  Turismo

Cierre de El Mirador de Cóndores en el Cajón del Maipo enfrenta primer gran obstáculo

La Asociación de Guías del Cajón del Maipo decidió descolgarse del plan de la Cámara de Turismo Cajón del Maipo que apuntaba a pedir la concesión del terreno a Bienes Nacionales. La estrategia había sido diseñada desde el municipio como una manera de restringir la avalancha de visitantes que concurren a diario sin control alguno.

Texto: Héctor Rojas Marchini

Cuando el alcalde de San José de Maipo, Roberto Pérez, anunció a comienzos de agosto a Revista Cajón del Maipo que pediría al Ministerio de Bienes Nacionales el cierre del Mirador de Cóndores, en el sector de Maitenes, seguramente no consideró lo complejo que sería el tema. La decisión de pedir el cierre del acceso al lugar, uno de los santuarios más conocidos para apreciar en su hábitat natural al ave voladora más grande del mundo (hasta tres metros de envergadura alar) la adoptó el municipio tras la portada de Las Últimas Noticias que mostraba una fotografía de un ejemplar juvenil acosado por decenas de turistas, que se transformó en la evidencia gráfica del descontrol que existe en el lugar y que despertó la ira de los ambientalistas y defensores de la fauna altoandina.


Fue tal el compromiso municipal con el plan de cierre de emergencia que a mediados de agosto el propio edil se reunió con el subsecretario de Bienes Nacionales, Álvaro Pillado, la seremi Magaly Romero y la delegada presidencial Mireya Chocair para solicitar poner en marcha la iniciativa. La estrategia diseñada desde el municipio era que, a través de una iniciativa público privada, la Cámara de Turismo, (cuyo presidente es Cristian Nuñez) y la Asociación de Guías Locales del Cajón del Maipo (cuyo presidente es Yerko Inotroza y su vicepresidente Carlos González) elaboraran un plan de manejo que permitiera solicitar a Bienes Nacionales la concesión del Mirador de Cóndores. Desde la municipalidad se les dio un plazo de dos semanas a ambas organizaciones gremiales para elaborar una propuesta acerca de cómo administrar el territorio.


¿Parque nacional o concesiones?


Este diseño se vino abajo sorpresivamente la semana pasada, cuando en una asamblea extraordinaria de la Asociación Gremial de Guías Locales Cajón del Maipo, especialmente convocada para tratar el tema, se impuso entre los socios la postura de rechazar la alianza con la Cámara de Turismo. Un factor clave fue que la iniciativa de pedir la concesión del Mirador de Cóndores (principalmente impulsada por el gremio del Turismo) se estrella frontal y violentamente con la aspiración de crear un gran parque nacional en las 142 mil hectáreas fiscales comprendidas por los valles de los ríos Olivares y Colorado (donde se encuentra ubicado el mirador), aspiración encarnada en la campaña ciudadana #QueremosParque.


Este elemento, sumado a diferentes visiones al interior de la Asociación de Guías Locales (muchos de ellos con gran experiencia en montaña y fervientes defensores de los principios de conservación No Deje Rastro) respecto del proyecto que estaba a punto de iniciarse en conjunto con la Cámara de Turismo, que agrupa a empresarios del Cajón del Maipo, del cual no se tenía información clara.
Respecto de la decisión de descolgarse del plan de pedir a Bienes Nacionales el control del Mirador de Cóndores, la directiva de la Asociación de Guías Locales del Maipo declinó referirse por ahora. El presidente de la Cámara de Turismo, Cristian Nuñez, consultado sobre el tema sostuvo que «los guías tienen la libertad de decidir, por lo que no puedo referirme más al respecto. Nosotros pensamos que el Mirador no puede ser cerrado. Tiene que regularse por lo que es: uno de los íconos del turismo sustentable de la comuna».


Desde el área de Comunicaciones de la Municipalidad de San José de Maipo reconocieron que el plan de cierre del Mirador de Cóndores para implementar un plan de manejo enfrenta retrasos a partir de la decisión de los guías locales del Cajón del Maipo de descolgarse del proyecto. No obstante en el municipio se manifiestan confiados en que en la búsqueda de nuevas alianzas se podrá impulsar una nueva estrategia que permita concesionar ese territorio para ser administrado localmente. Al respecto, la coordinadora de la campaña ciudadana #QueremosParque, Pilar Valenzuela, consultada sobre el tema señaló que «nuestra preocupación es la conservación de las 142 mil hectáreas, territorio que está abandonado por Bienes Nacionales que lo tiene desde marzo de 2019 sin hacer nada en él y tampoco cuidarlo. No tiene gente a cargo y tampoco la destina. Nosotros pedimos que sea destinado a parque, que se proteja, se administre y tenga financiamiento. Nosotros apoyamos a la municipalidad en el cierre del Mirador de Cóndores, mientras Bienes Nacionales no lo traspasa para hacer un Parque Nacional junto con éstas 142 mil hectáreas. Creemos que la solución tiene que ser integral y de todo el territorio, no solo del pedacito que es Mirador de Cóndores. Es un territorio que tiene alto valor en biodiversidad, que es muy importante para toda la zona central de Chile, una zona de mucho endemismo, con especies que están ahí y en ningún otro lugar, que deben ser protegidas. No sólo en El Mirador de Cóndores, sino en las 142 mil hectáreas».

Nuevas alianzas

Para hacer frente a este escenario, los actores involucrados en la idea de tomar el control del Mirador de Cóndores (para implementar un plan de manejo) se han lanzado en buscar nuevas alianzas que permitan diseñar otra estrategia. En este escenario el día lunes 30 de agosto se realizó una reunión clave en la Municipalidad en formato presencial/online, en la cual sorprendió a varios de los asistentes la presencia de un miembro de la directiva de la Asociación de Guías Locales del Cajón del Maipo, debido justamente a que el gremio se había bajado del proyecto.

En el encuentro participaron, además, representantes de la Reserva Elemental Likandes, ubicada en el camino a Lagunillas y que forma parte de Filantropía Cortés Solari (FCS), proyecto filantrópico de conservación de ecosistemas encabezado por Francisca Cortés Solari, nieta de Alberto Solari y Eliana Falabella, creadores del gigante del retail.

Se espera que en el corto plazo se defina una línea de acción para presentar la solicitud definitiva a Bienes Nacionales respecto de la situación del Mirador de Cóndores, territorio donde la Asociación de Guías Locales del Cajón del Maipo implementó recientemente una jornada de educación ambiental dirigida a los cientos de visitantes que llegan a diario y que mostraron gran interés por conocer el tema y aproximarse de manera respetuosa a la fauna existente en el lugar.

Facebook Comments